¿Puedo domirme con la copa puesta?

¿Puedo domirme con la copa puesta?

Esta es una de las preguntas que más nos llegan por mensajito.

¿Te has preguntado alguna vez si es seguro usar la copa mientras duermes? La respuesta es ¡SÍ! ⁠Siempre y cuando no duermas por más de 12 horas 😉

Y no, no tienes que preocuparte por que tu copa se pierda en tu vagina mientras duermes ya que no puede irse a ningún lado. Lani se encargará de recolectar tu flujo durante la noche y así puedas dormir tranquila.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones antes de irte a dormir con tu Lani puesta

  • Vacía tu copa. Te recomendamos que vacíes tu copita antes de dormir y así evitarás que tengas fugas durante la noche.⁠
  • Asegúrate de haber creado un buen sello de vacío para que no se escape por ningún lado tu flujo menstrual.
  • Si eres de flujo muy muy abundante y la copa no te aguanta las horas que duermes normalmente, te recomendamos usar protección adicional como calzones absorbentes o toallas de tela.
  • Dormir de 7-9 horas diarias es súper importante para nuestra salud, sobre todo cuando estamos en nuestro periodo ya que algunas veces nos sentimos más cansadas de lo normal.
  • Vacíala justo al despertar.

Pero... entonces ¿puedo hacer todo con la copa puesta? 

La realidad es que puedes hacer casi todo. Aquí te dejamos una lista de actividades que puedes hacer con la copa puesta que frecuentemente nos preguntan:

  • Nadar. Ni esos días pueden hacer que no te avientes un chapuzón. Una copa bien puesta no permitirá que se escape tu menstruación ni absorberá el cloro ni cualquier otra sustancia que exista en la alberca o en el mar. ¡Increíble! ¿no?
  • Hacer ejercicio. La copa es ideal para cualquier deporte. Puedes hacer todo tipo de ejercicio, incluso ejercicios de alto impacto, estiramientos, fuerza, resistencia, etc.
  • Hacer yoga. ¡Sí! Deportes como yoga, gimnasia, clavados, baile o cualquier ejercicio que te ponga de cabeza o en posiciones poco comunes hacen que mucha gente se pregunte ¿y la sangre? No pasa nada, tu flujo menstrual quedará en el espacio entre la copa y el cérvix. La sangre no puede regresar al útero ni a ningún lado. Cuando te pongas de pie nuevamente, la sangre regresará a donde estaba, en tu copita.
  • Viajar en avión. Imagínate no tener que preocuparte por tu periodo en un vuelo. ¡Es lo más cómodo por que literal no sientes nada! No te preocupes por pasar seguridad con tu copita puesta, nadie te dirá nada.
  • Hacer pipí y popó. La copa menstrual se introduce en la vagina, hacemos pipí por la uretra y popó por el ano. Estos son 3 orificios independientes así que perfectamente puedes ir al baño sin necesidad de retirar tu copa.

¿Qué NO recomendamos hacer con la copa puesta?

Lo único que nosotras no recomendamos hacer con la copa puesta es tener relaciones sexuales con penetración. Esto puede lastimarnos, lastimar a nuestra pareja y lo más probable que suceda es que se rompa el vacío y tengamos un accidente. Es mejor retirar la copa antes de tener relaciones y volverla a insertar después. Hay personas que lo han intentado y aseguran no haber tenido ningún problema, nosotras no lo recomendamos.

Es importante recordar que la copa menstrual no es un dispositivo anticonceptivo ni previene infecciones de transmisión sexual. 

Como lo vimos, una de las ventajas es que puedes hacer todas tus actividades diarias, sintiéndote cómoda. Es fácil de usar, de guardar, es ecológica y existen menos riesgos de contraer infecciones que con las toallas y tampones... ¿Aún lo estás pensando? 

Dejar un comentario