La talla correcta

La talla correcta

Tallas

Actualmente contamos con tres modelos, la clásica, la plus y la mini.

Aunque no existe un estándar de tamaño, la mayoría de las marcas manejan dos tallas: una chica y una grande. La pequeña con entre 35 y 43 mm de diámetro y la grande alrededor de 43 mm a 48 mm de diámetro. Entonces se podría decir que Lani Mini es una talla chica, Lani Clásica es una talla mediana, y Lani Plus es una talla grande.

 

¿Cómo elegir la talla correcta?

Desarrollamos un quiz que te puede ayudar a elegir, además tenemos otro artículo donde explicamos los factores a considerar para elegir la Lani ideal par ti. En breve, si tuviéramos que elegir, seleccionar un tamaño según tu edad + si has llevado un embarazo a término es más preciso que seleccionar una copa según la cantidad de flujo o tu complexión física, la cual no es ni siquiera un factor a considerar.

Un ejemplo puede ser una persona que tiene más de 35 años y dos partos pero que tiene un flujo ligero. Es muy probable que si selecciona el tamaño más pequeño por el puro flujo, y esa copa no tiene un diámetro lo suficientemente grande para permanecer en su lugar, causará frustración para el usuario cuando la copa se esté deslizando hacia abajo todo el tiempo.

Claro, esta no es una guía perfecta, al final tu conoces tu cuerpo mejor que nadie y debes confiar en tu instinto a la hora de elegir.

¿Qué pasa si mi copa me queda grande?

Vamos a desglosarlo en dos "grande":

A) Cuando la copa es demasiado alta para ti, es probable que parte de la copa y el tallo queden por fuera de tu vagina. Esto resultará en incomodidad y que probablemente la copa no quede bien abierta por lo que probablemente tendrás fugas. Una opción de hacer que una copa muy alta funcione es voltearla de adentro hacia afuera y probar con esta nueva altura, pero nuestra recomendación es que antes de comprar una copa busques tu cérvix y midas la altura que tiene cuando estás menstruando.  Si tienes un cérvix muy bajo es mejor optar por copas más cortas.

B) Cuando la copa tiene un diámetro demasiado grande para ti, puede ser que te cueste más trabajo conseguir que se abra, especialmente si tienes el suelo pélvico fuerte y la copa no tiene firmeza suficiente para empujar las paredes vaginales. Una opción para hacer que una copa con diámetro demasiado grande funcione es ayudar a la copa usando tu dedo. Inserta un dedo por el lado de la copa que está aplastada o doblada y empuja tu pared vaginal hacia afuera. Esto le dará espacio a la copa para abrirse por completo. Aunque así puedas lograr que se abra y evitar fugas, es posible que el gran diámetro termine generando presión e incomodidad, que sientas muchas ganas de ir al baño aunque tu vejiga esté vacía o al revés, que cuando quieras hacer pipí la copa impida que esta salga. Si tienes el suelo pélvico fuerte te recomendamos una copa con menor diámetro o mayor firmeza. Si tienes el pélvico debilitado, te recomendamos que la copa de gran diámetro que elijas, sea una copa más suave para que no cause molestias.

¿Qué pasa si mi copa es demasiado pequeña para mí?

Vamos a desglosarlo en dos "pequeña":

A) Cuando la copa es demasiado corta para ti, es probable que cuando quieras retirarla, te cueste trabajo encontrarla. Esto puede resultar frustrante ya que te tomará más tiempo y más manipulación lograr sacarla, pero puedes conseguirlo con práctica y paciencia. Una opción de hacer que una copa muy corta funcione es ponerse en cuclillas y pujar como si quisiéramos hacer popó, la copa descenderá y podrás alcanzarla para retirarla. Sin embargo, nuestra recomendación es que antes de comprar una copa busques tu cérvix y midas la altura que tiene cuando estás menstruando.  Si tienes un cervix muy alto es mejor optar por copas más altas.

B) Cuando la copa tiene un diámetro demasiado pequeño para ti, puede ser que tu cuerpo no consiga mantener la copa en su lugar así que ésta se ira moviendo poco a poco hacia afuera y probablemente, con flujo abundante, tengas fugas. Realmente cuando una copa es muy pequeña en diámetro no hay mucho que se pueda hacer para conseguir que funcione más que fortaleciendo el suelo pélvico, pero esto requiere de ejercicios constantes durante algunos meses. Así que si tienes el suelo pélvico debilitado te recomendamos una copa con mayor diámetro y menor firmeza. 

C) Cuando la copa es demasiado pequeña para ti porque tiene muy poca capacidad, es probable que se llene muy rápido y durante los días más abundantes tengas que estarla cambiando más frecuentemente. Esto puede ser fastidioso pero no te recomendamos que busques una copa más grande únicamente por la capacidad; ya que puede terminar siendo menos cómoda y realmente es más importante tener una copa que te quede bien respecto a la altura de tu cérvix y la firmeza de tu suelo pélvico que basarnos únicamente en la capacidad.

 

Esperamos no haberte confundido más en cuanto a lo que necesitas saber para elegir la talla de tu copa. Por el momento únicamente contamos con tres modelos de copas menstruales pero poco a poco vamos desarrollando nuevos modelos para satisfacer las necesidades de tooooodxs.


2 comentarios

  • Tania

    No veo por ningún lado las especificaciones de las copas, en cuanto a las medidas y diferencias de cada una, vi un video de youtube pero no en la página, creo que sería bueno que complementaran esa información acá también

  • Rubí

    Tengo una duda respecto a la firmeza de la copa, es suave? Probé Con un firme pero me provoca cólicos.

    Saludos!


Dejar un comentario