Fugas con la copa menstrual: Por qué ocurren y cómo evitarlas

Fugas con la copa menstrual: Por qué ocurren y cómo evitarlas

Sabemos lo incómodas que pueden llegar a ser 😫 pero tener fugas es súper común al principio, que es cuando estamos el la curva de aprendizaje.

Las fugas pueden empezar a aparecer cuando somos principiantes en el uso de la copa menstrual pero, tener fugas es lo más común. Lo más importante es no desesperarse y tener paciencia. Tómate tu tiempo y verás que dentro de muy poco serás experta. ⁠

Las fugas pueden ocurrir por las siguientes razones:

1. Tu copa está llena

Aunque el tiempo máximo de uso son 12 horas, va a depender qué tan rápido la llenes. Una vez llena, la copa no va a seguir acumulando tu flujo menstrual, sino que se va a vencer y vas a tener fugas.

La pérdida de flujo menstrual promedio en el total de días que dure tu periodo, es entre 25-80ml. Aproximadamente 6 cucharadas.⁠ Perder más de 80 ml por periodo ya es considerado un flujo abundante. Lani Clásica tiene una capacidad máxima de 23 ml y la Mini de 18 ml.

 

Si tu copa se llenó, es posible que tengas que cambiarla más seguido, especialmente los primeros días o si eres de flujo abundante. Las primeras veces que cambies tu copita revisa qué tan rápido la llenas, para calcular qué tan seguido deberás cambiarla. 

2. Tu copa no está completamente abierta

La copa sigue doblada y por lo tanto no está creando el sello de vacío, dejando salir todo el flujo menstrual por un lado. Para asegurarte de que abrió puedes rodear la base de la copa con tu dedo y asegurarte de que no exista ningún doblez. Incluso también puedes empujar la pared vaginal con tu dedo y así darle más espacio a la copa para que se pueda acomodar. ⁠

Intenta diferentes dobleces  hasta que encuentres el ideal para ti. Los más comunes son el c-fold y el punch down. 


3. Tu copa no está bien posicionada con respecto al cérvix.

El cérvix es por donde sale el flujo menstrual y es súper importante que la copa esté posicionada justo por debajo del cérvix para que recolecte todo nuestro flujo menstrual dentro de la copa.⁠

El cérvix es el canal que conecta el útero con la vagina y tiene forma de una pequeña donita. Al tocarlo es como si sintieras la punta de tu nariz y hasta puedes sentir el orificio por donde sale la menstruación. Si no sabes hacia dónde está posicionado tu cérvix te recomendamos localizarlo. 

Antes de empezar, ¡recuerda siempre lavar bien tus manos! Inserta un dedo en la vagina hasta que lo sientas y una vez que lo tengas localizado, intenta insertar tu copa en dirección hacia él y ubicarla debajo del cérvix para recolectar todo el flujo menstrual. Si tienes el cérvix bajo, es probable que debas posicionar la copa al rededor del cérvix, es decir, posicionar el cérvix dentro de la copa.

El cérvix puede expandirse, contraerse, subir o bajar dependiendo de la etapa del ciclo en el que está. En algunas ocasiones, el cérvix está en ángulo hacia la pared vaginal.

La fugas pueden seguir ocurriendo de vez en cuando incluso cuando ya eres experta. Así que no te preocupes, tener fugas es completamente normal.⁠

Extra tips:⁠

  • Usa un panti protector los primeros días, solo por si acaso.⁠
  • Para ayudar a que tu copa se abra mucho más fácil te recomendamos usar un poco de lubricante base agua en el aro de tu copa.⁠
  • Respira, trata de estar lo más relajada posible ya que si nos ponemos muy nerviosas nuestros músculos vaginales se tensarán e insertar tu copa puede ser un poco difícil⁠




Dejar un comentario